En la lucha por la tierra, la violencia llega al extremo

Los enfrentamientos por tierras entre personas que aducen ser miembros de la etnia originaria Diaguita Cholonkas y una familia de campesinos de Lesser son una constante y han llegado a extremos impensables. El más grave ocurrió el lunes pasado alrededor de las 19.30 en el kilómetro 16 de la ruta provincial 28.

Un campesino de 24 años, José Gabriel Núñez Alvarez, resultó con un cuchillo incrustado en medio de su cabeza tras un feroz y descomunal ataque perpetrado por un menor de tan solo 12 años, integrante del mencionado grupo.

“Me enterraron un puñal en la cabeza porque investigué y supe que se trata de una falsa comunidad aborigen. Sus integrantes en realidad viven en San Lorenzo, La Caldera, Vicente Solá, Rosario de Lerma, Lumbreras y Buenos Aires. Ahora todo está en manos de la Justicia y Eusebia Puca, funcionaria del IPPIS, quien vive en barrio La Loma y se dice cacique, deberá pagar las consecuencias por fraude ideológico y por lo que me hicieron. Puedo perder motricidad en mis piernas”, dijo a El Tribuno la víctima, quien se salvó por milagro y sigue internado en el hospital San Bernardo.

Los agresores que reclaman como ancestrales y propias las tierras, donde habita hace tres generaciones la familia del agredido, fueron detenidos y luego liberados: Eusebia Puca, vocal del Instituto Provincial de Pueblo Indígenas de Salta (Ippis), autotitulada cacique de la etnia cholonka; Benita Alancay, Valeria Toconás, Estela Maris Toconás, Marcelo Delfín Chilo y el menor de 12 años.

Prueba fundamental

Existe un video del programa Reporte Final (Producciones Capricornio) en el cual se observa claramente la agresión, protagonizada por el adolescente que le entierra el puñal, envuelto en papel, en la cabeza a Núñez Alvarez, lo cual da cuenta de un hecho premeditado y luego huye.

“En el video se ve cómo el chico, a quien Puca le había dado un puñal, me buscaba, hasta que me lo clavó en la cabeza”, dijo Núñez Alvarez, quien tuvo el cuchillo metido a tres centímetros de profundidad en el cráneo y a seis milímetros de una arteria principal del cerebro. La causa por “supuestas lesiones graves” está a cargo del juez de Instrucción Formal, Federico Diez. Los abogados de la víctima pidieron recaratularla como “tentativa de homicidio”.

 

 

Fuente: Diario EL Tribuno

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s