“Estamos en una guerra contra los gendarmes que se hacen ricos con nuestra mercadería”

Aldo Mendoza, representante de los bagayeros de Orán.

¿Cuál es la relación de los bagayeros con Gendarmería?

Estamos en una guerra diaria con Gendarmería. Los gendarmes se hacen ricos con nuestra mercadería. Cuando nos secuestran los bultos tenemos que pagarle a nuestros clientes. Algunos tienen que trabajar un año entero para devolver lo que nos secuestraron. Sabemos que es su trabajo, pero también sabemos que en 2011 cayeron 12 gendarmes que tenían la ropa secuestrada en su casa y solo estuvieron presos unos días. Por eso mismo lo votaron afuera al que era el jefe de Gendarmería en Orán, gracias a los pasadores.

A mi mujer le ofrecieron sexo para no sacarle la mercadería, hicimos la denuncia y no pasó nada.

A las mujeres las tratan peor que a los hombres. Hay acoso sexual. No son todos malos, pero les aseguro que hay algunos que sí. Se tiene que acabar el maltrato de Gendarmería hacia la gente pobre.

Ellos estudian seis meses y ya son gendarmes, pero nos tratan de negros. Nunca labran el acta para secuestrar la mercadería porque se la quedan ellos para venderla. Además nos sacan hasta los celulares, de forma totalmente ilegal.

¿Para quiénes trabajan?

Los que nos dan laburo son gente de Córdoba, Tucumán o Buenos Aires. Agarramos la carga del dueño en Bolivia y la devolvemos en Orán.

Generalmente pasamos un bulto por día. Hay veces que tenemos que quedarnos varios días junto a la mercadería para pasarla.

¿Esos son los grandes comerciantes que persiguen las fuerzas de seguridad?

No. Gendarmería no le hace daño a los grandes comerciantes, sino a los laburantes de Orán, en donde no hay trabajo.

Deben ser 10 los grandes compradores, pero a ellos no los tocan.

¿Qué le piden al Gobierno?

En el último corte de ruta de 2011 nos dimos cuenta de que los bagayeros sostenemos la economía de Orán. Nosotros pedimos que nos revisen en el puesto 28, como hacían antes. Pasábamos con una mochila reducida y bolsas de mano, pero después de revisar a 50 bagayeros los gendarmes se cansan. Hace cuatro años que Aduana te quita hasta cuando pasás una remera. Entonces, ahora hay que pasar por el atajo y las bolsas son cada vez más grandes.

Pedimos que nos controlen. Si no les gusta lo que hacemos que nos den trabajo a los 3.000 que somos.

Le pido al Gobierno que se fije en esta gente laburadora que mantiene el norte argentino. Somos muchos. Changos que antes estaban en la droga ahora trabajan de bagayo. En la terminal no se ve delincuencia porque ahora están bagayeando, ganándose el pan. Se acabó, porque ahora tienen trabajo.

 

Fuente: Diario EL Tribuno

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s