Ahora el concejal de La Silleta “Lupi” Cruz y el diputado Bruna se acusan de ebrios y violentos

El legislador provincial por el Frente Justicialista Renovador de la Victoria, Fabián Bruna adjudicó el escándalo a sus diferencias con el intendente Manuel Cornejo. El edil dijo que lo hará echar de la Legislatura.

Un nuevo capítulo del escándalo que los separa escribieron ayer el diputado del Frente Justicialista Renovador de la Victoria, Fabián Bruna, y el concejal del Frente Vecinal de la Silleta, Carlos “Lupi” Cruz.

El diputado recién asumió el 10 de diciembre pasado a través del Frente Justicialista que apoyó al gobernador Urtubey. El concejal Carlos Cruz cumple por quinta vez su mandato.

Bruna adjudicó las amenazas e intento de agresión por parte del concejal “Lupi” Cruz y su hijo, a un sector político de Campo Quijano crispado por su gestión en la Legislatura.

Tras la supuesta pelea entre el diputado y el concejal en el interior del almacén “Virgen de Urkupiña”, propiedad del edil de La Silleta-, las amenazas verbales continúan entre los sectores identificados con ambas autoridades.

Bruna, de profesión médico, se mostró arrepentido de lo sucedido y catalogó el hecho de “vergonzoso”; anticipó que denunciará a Cruz y su entorno por amenazas y agresión.

“Yo voy a poner a consideración de la justicia todas las pruebas, incluidas la conversación telefónica mantenida el viernes en la noche con Cruz, cuando él me cita a su almacén para arreglar temas políticos. El sábado cuando acudí a la cita, ellos estaban borrachos. No se podían sostener. Se cayeron en el interior del negocio porque tropezaron. Yo nunca ingresé a ese inmueble; menos que le propine una piña. Si apenas se podían sostener, para qué les iba a pegar”, aseguró.

El legislador afirmó “estuve al otro día en una carpa de carnaval en el pueblo de La Silleta compartiendo con la gente. Cruz y sus padrinos políticos quieren hacer ver ante la opinión pública que soy un borracho”.

“Están molestos porque yo estoy trabajando con transparencia y no como ellos, que mienten a la gente”, dijo en clara alusión al intendente Manuel Cornejo y el senador Jorge Rodríguez, con quienes está confrontado políticamente.

Sobre por qué no hizo la denuncia policial el día del conflicto, Bruna respondió “soy buena gente; por algo así no iba a hacer eso”.

El diputado dijo haber sido atacado con un cuchillo el sábado por la noche por el hijo del concejal Cruz. Llamativamente media hora después de la supuesta trifulca, Bruna acercó al “agresor” hasta Quijano, porque estaba esperando en el parador de acceso de La Silleta el colectivo Saeta.

“Voy a pedir que lo juzguen”

El concejal Cruz denunció en la Subcomisaría de La Silleta a Bruna, por abuso de autoridad y agresión. Además, anticipó que irá a la Legislatura provincial para poner a consideración de los diputados, la conducta “peligrosa y violenta” del representante de Rosario de Lerma.

“El sábado estaba borracho y siguió igual al otro día, en la carpa carnavalera de La Silleta. Andaba con esa patotita de maleantes que todos conocen, tomando vino. Esto si no lo frena la Justicia, alguien va a terminar mal”, afirmó.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s