Museo del petróleo, testigo de la historia del norte

Postales / Fue fundado en 1993 por Dante Tejada Aparicio. Cuando promediaba el año 1993 Dante Tejada Aparicio, un salteño que dedicó gran parte de su vida a reunir restos fósiles en la vasta Sierra de San Antonio, que al oeste enmarca al departamento San Martín desde Ballivián hasta Salvador Mazza, creaba en Campamento Vespucio el primer museo de ciencias naturales del norte provincial.

La institución ha registrado, desde entonces, un enorme crecimiento y se prepara para concretar, este año, un parque temático con el apoyo de un grupo de gente de la zona denominado “Amigos del museo”.

Dante Tejada Aparicio, viviendo en General Mosconi, se enteró que varias familias que poblaban las márgenes del río Itaú concurrían a las escuelas del otro lado de la frontera y, en suelo boliviano, izaban la bandera celeste y blanca, conocían su historia y honraban a sus próceres y a la Patria porque del lado argentino no había escuela ni maestros.

Tejada Aparicio solía expedicionar -desde Mosconi hacia el oeste- recorriendo el monte casi impenetrable hasta llegar al límite con Bolivia. El creía fervientemente que despertaría el interés de autoridades provinciales y nacionales para recuperar una zona que si bien geográficamente era de Argentina, en el sentimiento de sus pobladores, no era así.

A ese trayecto solía denominarlo como “el camino de la integración a la frontera”. Fue en esas travesías uniendo el municipio de General Mosconi con los parajes Medialunas y Madrejones que Tejada Aparicio comenzó a encontrarse con restos fósiles.

Hoy, esas piezas forman parte del Museo de Ciencias Naturales y del Petróleo que creó el mismo Tejada Aparicio y al que él le impuso el nombre de un reconocido paleontólogo jujeño, el profesor Rodolfo Parodi Bustos.

En la actualidad los chicos de esos parajes de frontera, a los que solía visitar, tienen escuelas y albergues estudiantiles. La bandera celeste y blanca flamea en esos lugares donde habita un puñado de familias dispersas entre ríos, quebradas y serranías quienes hoy se reconocen como argentinos.

Las dos puntas de un ovillo

El Museo “Parodi Bustos” fue inaugurado en octubre de 1993 por Dante Tejada como museo regional de ciencias naturales. Como la exestatal YPF ya había transferido todos sus bienes a la Provincia, Tejada consiguió que el Gobierno salteño destine uno de sus edificios -el llamado Salón Blanco de reuniones- de Campamento Vespucio para la instalación del nuevo museo. El lugar lleva el nombre de Parodi Bustos, quien muy anciano estuvo en Vespucio para la institucionalización de su nombre al museo.

Tejada Aparicio murió el 28 de febrero de 2006 y, en julio de ese mismo año, el licenciado salteño Alberto Elicetche se hacía cargo del museo que pasaría a ser, no solo de ciencias naturales sino también del petróleo. “La paleontología y el petróleo son las dos puntas de un mismo ovillo; a simple mirada parecería que nada tiene que ver una cosa con la otra pero los grandes mamíferos que se van degradando junto a las materia orgánica son los que forman el petróleo”, destaca el actual director del museo. “El 9 de julio de 2010 abríamos este nuevo museo al que le pusimos mucho empeño; había una parte de la construcción que estaba en ruinas, otra estaba en malas condiciones por lo que hubo que poner mucho esfuerzo para recuperar el edificio”, recuerda Elicetche.

Desde su apertura en julio de 2009, el museo incrementó en forma sostenida la cantidad de visitantes. “El primer año recibimos alrededor de 1.300 personas; el año pasado 2.600 y, en 2011, registramos alrededor de 4.300 visitas, un número muy importante tomando en cuenta que la región no cuenta con actividad turística”, aclara.

Para Elicetche, “eso amerita que sigamos aumentando prestaciones y hoy tenemos previsto el parque temático del museo que levantaremos en el espacio verde que rodea al edificio. Tenemos donaciones de maquinarias pesadas como un gato de bombeo montado sobre oruga que fabricaba la Siam Di Tella en Argentina, un camión canadiense antiguo, una topadora y otras maquinarias entre las 15 que pensamos reunir para este parque”.

“Estamos trabajando junto a gente de la carrera de Paleontología de la Universidad Nacional del Litoral. Nos informaron que la actividad del museo fue publicada en una revista científica española lo que nos pone a la altura de la ciencia internacional”, manifestó.

Como corolario de sus actividades, el museo Parodi Bustos recibió 3 equipos de aire acondicionado de 15.000 frigorías cada uno que fueron instalados en los dos salones.

El museo cuenta con el grupo de “amigos” quienes consiguieron importantes piezas para el parque temático.
Realiza un trabajo permanente con todas las instituciones educativas del departamento San Martín.
Una revista científica española publicó un trabajo del museo con los mamíferos de la Quebrada del Aguay.
 
Fuente: Diario El Tribuno
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s